Cristo Te ama =4 Minutos

Oración del Diezmo

Recibe Señor, mi ofrenda. No es una limosna, porque no eres mendigo. No es un aporte, porque no lo necesitas. No es el resto que me sobra que te ofrezco.

Este monto representa, Señor, mi reconocimiento, mi amor.
Pues si lo tengo es porque tú me lo diste. Amén

Reflexiones

Reflexiones

Monday, July 21, 2014

LUEGO DE UN TIEMPO

Después de un tiempo, y por un momento dejé de creer en las concepciones de mi alma, y en los ribetes de mi corazón.

Luego de un tiempo, dejé de creer en las diatribas de mi propia memoria, y regalé mis opciones y mis miles de caminos y oportunidades, a personas que jamás creyeron en sus sueños.

Después de un tiempo, anudé mi lengua, para no crearme una fantasía aleatoria a mi verdadero valor, y no parecer descontento a la par de todos aquellos que van marchando a la música que crean unos pocos.

Luego de un tiempo, renegué de todo lo que había visto, oído y presenciado; borré completamente mi memoria, y regresé a mi infancia, donde mi única preocupación fuese no ver las primeras gotas de una lluvia, o no presenciar el último haz de luz de un día de invierno.

Después de un tiempo, dejé mis protestas fuera del vocabulario, relajé mis puños y mis piernas dejaron de correr.
Luego de un tiempo, dejé que mis esperanzas volaran como aviones de papel, y que mis preocupaciones rolaran en el altamar de una cuneta de barrio.
Después de un tiempo miré a mi madre en silencio, e imaginando nuevamente estar en su vientre, me acurruqué a su lado para que me regalara su calor una vez más.

Luego de un tiempo, escudriñé el cielo de día, siendo mi única preocupación ver a esos aviones que dejan una estela tras de sí.
Luego de un tiempo, miré el cielo de noche, siendo mi única alegría el contar las estrellas, y cuando me perdiera, volver a empezar...
Después de un tiempo, cerré mis ojos, reí con todas mis fuerzas, y con todas mis ganas.
Y lentamente mi silencio, se fue transformando en una verdadera conversación con mi ser, con mi Dios, que es mi Padre y yo como hijo desobediente me fui....pero aqui estoy otra vez...
Fue entonces que por un momento ... fui libre al fin.

*** ¿Necesitas Rosarios, Biblias, aceites de Tierra Santa?

Te Invito a Visitar Nuestra Tienda Cibernética

Con tu compra nos ayudas a seguir Evangelizando a través del Internet y llevando alegrías y esperanzas a nuestros “Hermanos Privados de Libertad

P. Toma Del Valle-Reyes


Post a Comment