Cristo Te ama =4 Minutos

Oración del Diezmo

Recibe Señor, mi ofrenda. No es una limosna, porque no eres mendigo. No es un aporte, porque no lo necesitas. No es el resto que me sobra que te ofrezco.

Este monto representa, Señor, mi reconocimiento, mi amor.
Pues si lo tengo es porque tú me lo diste. Amén

Reflexiones

Reflexiones

Tuesday, September 8, 2015

Historia: La Jaula Vacía

Había una vez un hombre llamado Jorge Thomas,

pastor de una pequeña iglesia
en un pueblo de Nueva Inglaterra. 
Una mañana de Domingo de Pascua llegó a
la iglesia cargando una jaula para pájaros oxidada, 
doblada y vieja, y la puso
en el púlpito.
Las cejas se elevaron y como respuesta el Pastor Thomas dijo: 
"Ayer, caminando por el pueblo vi a un muchacho que venía a mi encuentro
columpiando esta jaula para pájaros. 

Al fondo de la jaula había tres
pajaritos salvajes temblando de frío y de miedo. 

Me paré y pregunté:
¿qué llevas allí hijo?
Solamente estos pájaros viejos. Contestó.

"Qué vas a hacer con ellos" pregunté.
Los llevaré a casa y me divertiré con ellos. Contestó.
Los voy a molestar y a halar de las plumas para hacerlos
pelear. Me voy a divertir mucho.
Pero tarde o temprano de vas a aburrir de esos pájaros y
cuando eso sea, ¿Que vas a hacer?

Ah, tengo algunos gatos, dijo el muchacho. Se los llevaré.
A ellos les gustan los pájaros.
El pastor hizo silencio por un momento y luego dijo:

¿Cuánto quieres por esos pájaros hijo?

Eh... ¿Por qué?, Usted no los quiere señor. Son solamente
viejos pajarracos. No cantan, ni siquiera son bonitos.

¿Cuánto? pregunté nuevamente.

El muchacho miró al pastor para ver si estaba loco y dijo ¿Le
parecen $10.00? El pastor se metió la mano en el bolsillo y sacó

un billete de $10.00 y lo colocó en la mano del muchacho. En un
segundo, el muchacho se había ido.

El pastor recogió la jaula y suavemente la llevó hasta el final del
valle, donde había un árbol y un lugar con césped. Poniendo la
jaula en el suelo, le abrió la puerta, y con un suave toque en los
barrotes, hizo que los pájaros salieran, liberándolos.

Bien, eso explicaba la jaula vacía encima del púlpito y el pastor
empezó a contarles esta otra historia:

Un día Satanás y Jesús estaban conversando. Satanás acababa de ir al Jardín
del Edén, y estaba mofándose y riéndose diciendo:

Si Señor. Acabo de apoderarme del mundo lleno de gente de
allá abajo. Les tendí una trampa, usé cebo que sabia que no podrían
resistir. Cayeron todos!


¿Que vas a hacer con ellos? Preguntó Jesús.

Ah, me voy a divertir con ellos. Respondió Satanás. Les
enseñaré como casarse y divorciarse, cómo odiar y abusar uno del
otro, a beber y fumar y por supuesto, les enseñaré a inventar armas
y bombas para que se destruyan entre sí. Realmente me voy a
divertir!

¿Y qué harás cuando te canses de ellos? Le preguntó Jesús.

Ah, los mataré. Dijo Satanás con la mirada llena de odio y
orgullo.

¿Cuánto quieres por ellos? Preguntó Jesús.

Ah, tu no quieres a esa gente. Ellos no son buenos. ¿Por
qué los querrías tomar. Tú los acoges ellos te odian. Escupirán
a tu rostro, te maldecirán y te matarán. Tu no quieres a esa
gente!!

¿Cuánto? Preguntó nuevamente Jesús.

Satanás miró a Jesús y sarcásticamente respondió:

Toda tu sangre, tus lágrimas, y tu vida.

Jesús dijo: HECHO!
Y así fue como pago el precio.

El pastor tomó su jaula. Se dirigió hasta la puerta, la abrió y se
alejó.

NOTAS:
No es curioso lo fácil que es despreciar a Dios y luego preguntarse
por qué el mundo se está yendo al infierno

No es curioso cómo alguien puede decir "Creo en Dios" y seguir a
Satanás, (quien a propósito, también cree en Dios).
No es curioso que envíes miles de mensajes con chistes a través del
correo electrónico, los cuales se riegan como pólvora, pero cuando
empiezas a enviar mensajes que se refieren a El Señor, la gente lo
piensa dos veces antes de compartirlos?

No es curioso que cuando llegue el momento de re-enviar este
mensaje, lo vas a dejar de enviar a muchas de las personas que

tienes registradas en tu libreta de direcciones pues no estás
seguro (a) de lo que vayan a pensar de ti.

No es curioso cómo la gente puede estar más preocupada de lo que
los demás piensen de ellos que lo que piense Dios.

Oro por todo aquel que re-envíe este mensaje a todos los
destinatarios de la libreta de direcciones, ellos serán bendecidos
por Dios de una manera especial.
Envíenlo también a la persona que te lo envió, para que sepa que
efectivamente fue enviado a mucha más gente


~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Tienda del Siglo 21
¿Necesitas biblias?, ¿Rosarios de Jerusalén? ¿Aceites? Biblias en Español o Inglés?, etc.? Visita nuestra tienda cibernética en la comodidad de tu hogar…

·  La Tienda
Father Tomas Del Valle-Reyes
Descubriendo El Siglo 21
330 West 38 Street
Suite 503
New York, NY 10018
212-244-4778


Post a Comment