Cristo Te ama =4 Minutos

Oración del Diezmo

Recibe Señor, mi ofrenda. No es una limosna, porque no eres mendigo. No es un aporte, porque no lo necesitas. No es el resto que me sobra que te ofrezco.

Este monto representa, Señor, mi reconocimiento, mi amor.
Pues si lo tengo es porque tú me lo diste. Amén

Reflexiones

Reflexiones

Sunday, March 26, 2017

Señor: Bendice mi hogar

Dios mío bendice mi casa,
para que sea el hogar del amor y de la paz.

He dejado mi puerta abierta, bendícela Señor, 
para que sea como brazos extendidos que 
dan la bienvenida al hermano.
Bendice las ventanas que dejan entrar el 
sol brillante cada mañana y por donde se 
pueden observar cada noche las estrellas que son 
luces de esperanza.
Bendice los muros que nos defienden del viento, del frío
y que son nuestros amigos en las horas que pasan.
Bendice nuestra mesa y los sitios de trabajo para que
 nos ayudes y el lugar de reposo para que nos guardes.
Bendice el techo que cobija los afanes de hoy
y los sueños de mañana y que guarda para 
siempre entre los vivos
la memoria sagrada de los que se han ido.
Bendice los sentimientos, las ternuras,
los anhelos que florecerán en nuestras vidas.
Bendice nuestros pensamientos para que sean puros,
las palabras para que sean rectas,
nuestros actos para que nos conduzcan hacia Tí.

Bendice nuestras horas de paz 
y de silencio,
para que fortalezcamos juntos
nuestro espíritu.
Bendice nuestros dolores y alegrías
porque son el corazón de la familia.
Señor quédate con nosotros...
en tu morada...
en nuestra casa....


Descubriendo El Siglo XXI
P.O. BOX 1170
New York, NY 10018
212-244-4778

Sunday, March 19, 2017

La lección de la Mariposa

"Un día, en una pequeña abertura apareció una oruga; 
un hombre se sentó a observar a la mariposa durante 
varias horas, viendo cómo se esforzaba para hacer 
que su cuerpo saliera a través de aquel pequeño agujero.
Llegó un momento en que pareció que la oruga, 
a pesar de su esfuerzo, no avanzaba nada.
Parecía que había llegado a un punto en que 
ya no podía avanzar más...
Entonces el hombre decidió ayudar a la oruga 
y agrandó el agujero. La mariposa salió sin dificultad.
Pero su cuerpo estaba débil, las alas no estaban desarrolladas y las patitas no la sostenían.
El hombre continuó observándola esperando que en cualquier momento se lanzara a caminar y emprendería el vuelo a través de las flores.
Pero nada sucedió. La verdad es que la mariposa pasó toda la vida arrastrándose por el suelo. 
Fue incapaz de elevar el vuelo.
Lo que el hombre que con toda su buena voluntad quiso ayudar a la mariposa, no entendía es que, al hacer un gran esfuerzo para atravesar el pequeño agujero, los jugos vitales se iban distribuyendo y extendiendo por las partes del cuerpo que requerían fortaleza para volar. 
Al pasar el agujero sin ese esfuerzo, las alas no recibieron la sustancia necesaria.
Algunas veces necesitamos el esfuerzo y la dificultad en nuestra vida..
Si Dios nos permitiera pasar por nuestras vidas sin obstáculos, 
quedaríamos débiles. 
No llegaríamos a ser tan fuertes como deberíamos. 
Nunca podríamos llegar a volar.
Yo pedí fuerza..
Y Dios me dió la dificultades para hacerme fuerte.
Yo pedí sabiduría y Dios me dio problemas por resolver
Yo pedí prosperidad y Dios me dió inteligencia y músculos para trabajar
Yo pedí coraje...
Y Dios me dio obstáculos para superar
Yo pedí amor...
Y Dios me dió personas con problemas a quienes ayudar
Yo pedí favores...
Y Dios me dio oportunidades.
Yo no recibí nada de lo que pedí...
Pero he recibido todo lo que necesitaba
Vive tu vida sin miedo, enfrenta todos los obstáculos y demuestra que puedes superarlos.
Envía este mensaje a tus amigos y muéstrales cuánto te interesas por ellos
Mándalo a todo el que consideras 
AMIGO, INCLUYÉNDOME aunque esto signifique reenviar a 
la misma persona que te lo hizo llegar.
Si este mensaje retorna a ti, puedes estar seguro que el 
círculo de tus amistades está compuesto de verdaderos amigos. 
Espero que también retorne a mi y a ti.


Padre Tomas Del Valle-Reyes
Descubriendo El Siglo 21
P. O. Box 1170
New York, NY 10018
212-244-4778

Sunday, March 12, 2017

Todo al día...

Al final del día quedarán cosas sin terminar. 
Está bien. El mundo no va a detenerse sólo porque todos y cada uno de los puntos en tu lista de “cosas para hacer hoy”, no hayan sido tildados.

Seguro, es importante trabajar diligentemente para hacer lo que hay que hacer. 
Pero también es importante disfrutar cada paso a lo largo del camino.  
Si postergas tu descanso y disfrute hasta que todo esté hecho, jamás disfrutarás. Porque siempre quedará algo pendiente.

Por el contrario, si disfrutas cada momento, incluso bajo la presión de las "cosas pendientes", crecerá en ti una sólida confianza que hará que tus esfuerzos sean más efectivos.

¿Qué estás resignando, qué te estás perdiendo en tu inútil intento de "ponerte al día"?  
Recuerda, este día se irá pronto. Tu posibilidad de disfrutarlo es ahora. Relájate y vive intensamente cada precioso momento.

Gabriel Sandler

Padre Tomas Del Valle-Reyes
Descubriendo El Siglo 21
P. O. Box 1170
New York, NY 10018
212-244-4778

Sunday, March 5, 2017

Aléjate un día.

Frecuentemente pensamos que nuestras cosas. 
Grandes o pequeñas, deben ser atendidas continuamente 
y al detalle, o nuestro mundo se desintegrará y 
perderemos nuestro sitio en el universo.
Esto no es verdad, o si lo es entonces nuestras 
situaciones son tan temporales que ya hubieran colapsado.
Mas o menos una vez al año, me regalo un día para mi. 
En la víspera de mi día de ausencia comienzo a desatar los vínculos que me amarran. 
Les informo a mi familia y amigos que no voy a estar asequible por las próximas 24 horas; 
entonces apago el teléfono, pongo el radio en una estación que solo tenga música, 
con preferencia una que ponga música vieja. 
Me sumerjo por lo menos una hora en una bañera de agua caliente, 
y luego preparo la ropa para mi escapada matutina; y sabiendo que 
nada ma va a inquietar, duermo como un lirón.
Por la mañana me despierto en forma natural, 
ya que no puse el despertador ni le informé 
a mi reloj interior cuándo debía levantarme. 
Me pongo ropa casual y zapatos cómodos y salgo de
mi casa rumbo a ninguna parte. 
Si estoy en una ciudad, camino por las calles, 
veo las vidrieras o los edificios, entro y salgo de parques y jardines, 
bibliotecas, rascacielos y cines. 
No me quedo en ninguna parte demasiado tiempo.
En este día de escape, escojo por tener amnesia. 
No quiero saber ni nombre, donde vivo o cuantas responsabilidades 
pesan sobre mis hombros. 
Detesto hasta encontrar a un amigo cercano, porque ellos 
me recuerdan quien soy y las circunstancias de mi vida que he 
decidido olvidar por un rato.
Toda persona necesita distanciarse un día. 
Un día en que de manera conciente separe el pasado del futuro. 
Trabajo, amantes, familia, empleados y amigos pueden existir un día sin nosotros,
y si nuestro ego nos lo permite confesar, todos podrían existir eternamente sin nosotros.
Cada persona tiene derecho a un día lejos en el cual no 
confronte problemas ni busque soluciones. 
Todos necesitamos abstraernos de las preocupaciones
que no se abstraen de nosotros; horas de deambular sin 
rumbo fijo con tiempo para sentarnos en el banco de un parque, 
observando el misterioso mundo de las hormigas y las copas de los árboles.
Si nos alejamos por un tiempo, no seremos irresponsables como alguien podrá acusarnos, sino que nos estamos preparando para desempeñarnos mejor cuando reasumamos nuestras obligaciones y responsabilidades.
Cuando vuelvo a casa, siempre me sorprendo de encontrar que algunas preguntas que traté de evadir han sido respondidas, y que algunas madejas que había esperado desenredar han quedado disueltas en mi ausencia.
Un día lejos actúa como un tónico de primavera: disipando el rencor, transformando la indecisión y renovando el espíritu
Maya Angelou.


Padre Tomas Del Valle-Reyes
Descubriendo El Siglo 21
P. O. Box 1170
New York, NY 10018
212-244-4778

Sunday, February 26, 2017

El Reloj

Comienzan los relojes
a maquinar sus prisas;
y miramos el mundo.
Comienza un nuevo día.
Comienzan las preguntas,
la intensidad, la vida;
se cruzan los horarios.
Qué red, qué algarabía.
Más tú, Señor, ahora
eres calma infinita.
Todo el tiempo está en ti
como una gavilla.
Rezamos, te alabamos,
porque existes, avisas;
porque anoche en el aire
tus astros se movían.
Y ahora toda la luz
se posó en nuestra orilla. Amén.


Padre Tomas Del Valle-Reyes
Descubriendo El Siglo 21
P. O. Box 1170
New York, NY 10018
212-244-4778

Sunday, February 19, 2017

Esta fue tu vida...





Muchas personas piensan que después de la muerte se acabo todo, ahora miren que pasará:



















Estas aun a tiempo… el solo pensar en que crees en Dios no es suficiente, corre por tu salvación, ven a Cristo Jesus, y entrégale tu vida y recibe el perdón de tus pecados.

El Te esta esperando… anímate a abrir la puerta de tu salvación.
Jesucristo te dice:


“He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él y él conmigo...”


Apocalipsis 3:20


Padre Tomas Del Valle-Reyes
Descubriendo El Siglo 21
P. O. Box 1170
New York, NY 10018
212-244-4778