Cristo Te ama =4 Minutos

Oración del Diezmo

Recibe Señor, mi ofrenda. No es una limosna, porque no eres mendigo. No es un aporte, porque no lo necesitas. No es el resto que me sobra que te ofrezco.

Este monto representa, Señor, mi reconocimiento, mi amor.
Pues si lo tengo es porque tú me lo diste. Amén

Reflexiones

Reflexiones

Monday, August 25, 2014

Los Caminos

No busques en el horizonte los caminos ya hechos,
¡No están!
El camino, tu camino lo encontrarás sin saberlo caminando.
 No busques la seguridad del árbol con las raíces inamovibles bajo tierra.
Tu seguridad es precisamente el caminar.
Busca, eso sí, los hermanos, que como tú, continúen buscando.
Y haced camino juntos.....
Cortad las hierbas. ...Respirad muy hondo. ...Levantad la mirada. ...Escuchad los pájaros.
Y caminad juntos años y años hasta la puesta definitiva del sol.

Monday, August 18, 2014

UNA HISTORIA...

¿Han visto alguna vez a los salmones, saltando río arriba? Realizan un viaje contra corriente increíble, que todavía no es demasiado comprendido por los científicos.
El Salmón nace en el río y permanece en agua dulce mientras es pequeño.
Cuando llega su juventud, baja hasta el mar, donde vive y llega a su madurez.
Cuando se acerca la época de la reproducción,
emprende el camino de vuelta, volviendo exactamente al lugar donde nació.

Es un viaje muy duro. Centenares de kilómetros,
llenos de dificultades, de rápidos y cascadas.
Tiene que liberarse de las plantas acuáticas que lo tratan de retener
¡Y si solo fuera eso!
Lo peor es que el salmón se encuentra en el río a muchos peces, compañeros, que se dejan arrastrar por la corriente y que le dicen:
Ven con nosotros.
En el mar se está muy bien.
¿Qué quieres hacer allá arriba?

Y otros le gritan:No subas mas arriba: hay peces que te atacan! Y así es. Mirando hacia delante, el salmón puede ver, como hay salmones heridos, por las mordeduras de otros depredadores acuáticos.
Entonces comienza a dudar y piensa: -No puedo más.
Me quedaré a descansar un rato allá, donde parece que el agua se remansa. Ya continuaré cuando haya recuperado las fuerzas.
Pero, al mismo tiempo, escucha una voz interior que le empuja: -Salmón, ¡No te dejes llevar por lo comodidad, cumple tu designio! ¡continua tu viaje con los compañeros que luchan a tu lado!O sigues río arriba, o la corriente te arrastrara hacia abajo.
No hay otra alternativa: -¡O río arriba o hacia el mar!Parece que los salmones no comen nada, una vez que han comenzado su ascensión río arriba. Solo el instinto les da fuerzas para luchar contra corriente.
No todos llegan a la meta: muchos mueren exhaustos durante su titánico viaje.
Pero al llegar al lugar de su nacimiento, las hembras ponen los huevos y los machos los fertilizan.
Ya pueden, agotados, morir: ellos si que han sido fecundos.
Nadar en contra corriente en la vida puede ser difícil, pero es el precio de la verdadera fecundidad, cuando cumples con tu designio.
- ¿Qué experiencias de tu vida, avalan esta afirmación?

- ¿Qué voces desde el exterior, te están tentando ahora para que no luches?
- ¿Cuándo y cómo, has escuchado la voz de tu interior, que te invitaba a seguir adelante?
Solo somos auténticamente fecundos si somos capaces de oírnos a nosotros mismos, como el salmón.
¿A qué tendrías que escuchar ahora mismo para conseguir ese tipo de fecundidad?.

Monday, August 11, 2014

EL PODER DE LA INFANCIA

Cuentan que Temístocles, un general ateniense que gobernaba Grecia, llamó un día a su hijo de siete años le dijo: "Hijo mío, eres el ser más poderoso de la tierra..." El niño ingenuamente preguntó: "¿Por qué padre?" A lo que el general respondió, entre pensativo y sonriente: "Porque yo gobierno el mundo, tu madre me gobierna a mí y tú gobiernas a tu madre".No deja de tener claridad esa vieja anécdota de hace siglos.
Lo que dice un niño es intocable, sagrado o digno de la mayor atención. Los padres lo saben.
El poder de la infancia es tal, que son innumerables las vidas ofrendadas por salvar la vida de los niños.
El adulto vivió ya, tiene un ciclo vital cumplido o al menos desarrollado en gran parte: la necesidad de ir a través del tiempo, desarrollando su propia manera de existir.La infancia tiene sobre el adulto un poder mágico. Saber que así fuimos todos, ingenuos y felices, hacer caer en algo como el remordimiento y la nostalgia, entre la desesperación y la ternura.
Hay en la infancia una fuerza definitiva que persuade, inunda y arrastra; es la virginal manera de contemplar el mundo.
Ahí estamos los adultos en el dilema de querer ver los hijos así, inocentes y confiados y por otra parte, tener que hacerles conscientes de lo que es la realidad, no apta precisamente para ángeles o para pájaros cantores.
El poder de la infancia debe ser aprovechado, nutrido por magias superiores y precisas.
Por fuerzas que maduren, orienten y fecunden ese deseo simple de vivir.
Seremos responsables ante ellos si no les damos, junto con el calor de padres amorosos, la seguridad de un mundo más digno y suficiente.
El niño es la explosión de la vida. El adulto la vida ya explotada, hecha jirones en el camino de la experiencia; así que hay que juntar unos cuantos pedazos con algo de amor y poder decir a un niño: "Ten, hijo mío, es lo que yo aprendí, ojala te sirva para no equivocarte". Eso es humano y necesario.

Cultivemos con respeto, luminosidad y confianza, a la niñez del mundo.

De eso, no nos vamos a arrepentir jamás.

Monday, August 4, 2014

El diablo se retira

Cierta vez se corrió la voz que el diablo se retiraba de los negocios y vendía sus herramientas al mejor postor.
En la noche de la venta, estaban todas las herramientas dispuestas en forma que llamaran la atención, y por cierto eran un lote siniestro:
odio, celos, envidia, malicia, engaño... además de todos los implementos del mal. Pero un tanto apartado del resto, había un instrumento de forma inofensiva, muy gastado, como si hubiese sido usado muchísimas veces y cuyo precio, sin embargo, era el más alto de todos.
Alguien le pregunto al diablo cual era el nombre de la herramienta."Desaliento" fue la respuesta. "¿Por qué su precio es tan alto?" le preguntaron.
 "Porque ese instrumento" -respondió el diablo- "me es más útil que cualquier otro;
 puedo entrar en la conciencia de un ser humano cuando todos los demás me fallan, y una vez adentro, por medio del desaliento, puedo hacer de esa persona lo que se me antoja. Esta muy gastado porque lo usó casi con todo el mundo, y como muy pocas personas saben que me pertenece, puedo abusar de él".
El precio de desaliento era tan, pero tan alto que aun sigue siendo propiedad del diablo
. El desaliento es uno de los estados de ánimo contra el cual es indispensable fortalecerse. Nos desalentamos con la situación económica, con nuestro trabajo, con nuestra familia, con la necesidad de cambio, con los grupos de amigos, con el engaño, con la mentira, con el desamor... Debemos mantenernos alertas contra el desaliento. Pero si hay un tropezón o una caída no hay que entregarse. Después de cada día se empieza otra vez desde un punto más alto


Te Invito a Visitar Nuestra Tienda Cibernética
P. Toma Del Valle-Reyes