Cristo Te ama =4 Minutos

Oración del Diezmo

Recibe Señor, mi ofrenda. No es una limosna, porque no eres mendigo. No es un aporte, porque no lo necesitas. No es el resto que me sobra que te ofrezco.

Este monto representa, Señor, mi reconocimiento, mi amor.
Pues si lo tengo es porque tú me lo diste. Amén

Reflexiones

Reflexiones

Tuesday, May 26, 2015

Venceré...

Venceré al dolor de la lucha cotidiana, pues guardo en mi corazón 
un tesoro de sueños bellos que debo realizar.

Venceré a la soledad de mi presente pues sé que
no estoy sola en este afán maravilloso de lograr un luminoso mañana.
Venceré a la maldad que me rodea, pues peleo con las armas invencibles de la nobleza y la verdad.
Venceré a la desesperanza que a veces me agobia, pues quiero mantener encendida lallama imprescindible de la fe.
Venceré a la tristeza que pretende oprimir mi corazón, pues descubro muchos motivosde alegría a lo largo de mi difícil camino.
¡Venceré a la adversidad, hoy, mañana y siempre!

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Visita nuestra Tienda
¿Necesitas biblias?, ¿Rosarios de Jerusalén? ¿Agua bendita? ¿Aceites, etc.? Visita nuestra tienda cibernética en la comodidad de tu hogar. 212-244-4778

·  La Tienda

Father Tomas Del Valle-Reyes
Descubriendo El Siglo 21
330 West 38 Street
Suite 503
New York, NY 10018
212-244-4778

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Tuesday, May 19, 2015

A Nuestra Señora de los Brazos Vacíos


Señora del Adviento,
señora de los brazos vacíos,
señora de la preñez evidente y extenuante.
Cuánto deseamos que camines con nosotros.
Cuánto necesitamos de ti, mujer del pueblo,
que viajas presurosa y alegre a servir a Isabel,
a pesar de tu vientre pesado y fatigoso.
Entre las dos tejerán esperanzas y sueños.


Señora del Adviento,
señora de los brazos vacíos,
también nosotros estamos preñados
de esperanzas y sueños.
Soñamos con que el canto de las aves
no vuelva a ser turbado por el ruido de las balas.Soñamos con nuestros niños sin temores,
cantando al fruto de tu vientre ya cercano.
Soñamos con los niños hispanos
durmiendo tranquilos al arrullo de un villancico.
Soñamos que nuestros viejos mueren tranquilos y en paz
murmurando una oración.


Soñamos con que algún día
podremos volver a tener sueños y utopías y esperanzas.


Señora del Adviento,
la de los brazos vacíos,
visítanos como a tu prima.
Monta tu burrito y ven presurosa.
Nuestros corazones son pesebres huecos y fríos
donde hace falta que nazca tu hijo.
Ven, señora, con tus gritos de parto
a calentar nuestros corazones,
a seguir tejiendo esperanzas con nosotros,
como lo hiciste con Isabel.
Solo así, en medio de la noche
iluminada por tus brazos ahora llenos
y por tus pechos que amamantan,
podremos volver a soñar...
podremos gritar ¡es navidad!.


Carlos Mario Cano R. (author)
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Visita nuestra Tienda
¿Necesitas biblias?, ¿Rosarios de Jerusalén? ¿Agua bendita? ¿Aceites, etc.? Visita nuestra tienda cibernética en la comodidad de tu hogar. 212-244-4778

·  La Tienda

Father Tomas Del Valle-Reyes
Descubriendo El Siglo 21
330 West 38 Street
Suite 503
New York, NY 10018
212-244-4778

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Tuesday, May 12, 2015

Señor, porque me amas tanto??

Jesús, el saber que estás en el Sagrario, me hace 
pensar que si nos amaste hasta dar tu vida por nosotros pues...

¡si que debemos de valer!.
Ante ti, Señor, pongo mis ojos en esa pequeña puerta, 
que esconde la grandeza de un amor infinito 
como infinita es tu bondad, infinita tu paciencia 
e infinita tu humildad. ¿Por qué, Señor?... 
¿Por qué nos amas tanto?
No es posible saber de tu espera eterna en 
todos los Sagrarios de este mundo, y 
no sentir la nada que somos, lo poco que
 merecemos, el fardo que cargamos tan 
pesado de nuestros errores y faltas, de
lo poco que valemos... pero ya ves, Jesús, el saber que estás ahí, me obliga a pensar que si valemos mucho, porque si nos amaste y nos amas hasta dar tu vida por nosotros pues... ¡si que debemos de valer!.
Y al pensar en esto me dan ganas de llorar por lo mal que te correspondemos, lo mezquinos y tacaños que somos para todo lo concerniente a tu sagrada persona....horas y horas ante la televisión, ante la "ventanita" de Internet, tardes enteras de cine, de café, de espectáculos, a veces con grandes sacrificios de filas y de dinero para verlos.... todo, todo lo damos, todo nos parece poco para asistir o lograr aquello que nos interesa y seduce....
Pero para ti, Señor, apenas y nos detenemos un instante ante tu figura de Dios hecho hombre muriendo en una cruz con los brazos abiertos para esperarnos y redimirnos.... ¡Qué poco tiempo para ti, Señor!.
Los días trascurren... mañana, tarde y noche y vuelta a lo mismo... ni un pequeño rato, a veces ni un minuto para ti y cuando llega el domingo, que es el Día del Señor, tu Día, si es que nos late entramos a la Iglesia donde Tu estás, siempre esperando.... ¡y que larga es la  hora de la misa!. miro el reloj uno y otra vez! y el sacerdote no termina......
Estamos empezando los cuarenta días que nos llevarán a desembocar en la Semana de los mayores tormentos que se le pueden infligir a un ser humano, pero aún peor a un Dios que por amor acepta libre y voluntariamente todo eso y más, hasta la muerte.
¿Nos paramos, en nuestro loco correr, para pensar un pequeño instante en esto?
¡Cómo desearías que esto ocurriera, Señor!
Quizá nunca nos confesamos de este desamor, 
de esta gran indiferencia....
Como un acto de desagravio, a tanta frialdad y
 olvido, recordamos el Salmo 50:

"Misericordia, Señor, hemos pecado."
Por tu inmensa compasión y misericordia,
Señor, apiádate de mi y olvida mis ofensas.
Lávame bien de todos mis delitos y purifícame 
de mis pecados
Puesto que reconozco mis culpas, tengo siempre 
presentes mis pecados. Contra ti solo pequé, Señor, haciendo a lo que a tus ojos era malo.
Crea en mi, Señor, un corazón puro, un espíritu nuevo para cumplir tus mandamientos.
No me arrojes, Señor, lejos de ti, ni retires de mi tu santo espíritu.
Devuélveme tu salvación, que regocija, y mantén en mi un alma generosa. 
Señor, abre mis labios y cantará mi boca tu alabanza.
Misericordia, Señor, hemos pecado"
Se que nos miras con ojos llenos de amor porque eres Padre 
y te damos un poco de pena al vernos tan vulnerables...
pero ese gran amor nos dará la fuerza que necesitamos
para tratar de ser cada día un poco mejores y
 pensar también un poco más en ti.
Es todo lo que nos pides... es todo lo que deseas.
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Visita nuestra Tienda
¿Necesitas biblias?, ¿Rosarios de Jerusalén? ¿Agua bendita? ¿Aceites, etc.? Visita nuestra tienda cibernética en la comodidad de tu hogar. 212-244-4778

·  La Tienda

Father Tomas Del Valle-Reyes
Descubriendo El Siglo 21
330 West 38 Street
Suite 503
New York, NY 10018
212-244-4778

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Carta de una madre en total soledad para hijos ingratos

Hijos míos: 
Les envío esta carta con algo de tristeza en mi corazón.
Como madre siempre he querido darles todo el amor que merecen y más, era mi deber, y creo poder decir que lo he logrado, pues siempre han sido lo primero en mi corazón. 
Mis hijos han sido mi prioridad en toda decisión que he tomado a lo largo de la vida, pues les siento como lo más hermoso que Dios me ha regalado.
Pasaron los años, crecieron y ya se volvieron adultos independientes. Aún me emociono de alegría al saber de sus éxitos sabiendo que son personas de mucho orgullo, pues fueron criados con mucho amor, buenas costumbres, y en un camino que siempre les llevaba a Dios.
Pero he de ser sincera, y hoy miro triste a través de mi ventana.
Veo que cada día nuestros caminos se alejan más, sus cartas son muy escasas, y sus llamadas ya sólo son para detalles concretos y técnicos…
Al menos, así lo siento yo.
Hijos, me siento sola y abandonada.
No es un reproche, sólo un llamado de amor, que les necesito siempre y no me gusta esta sensación
de abandono que siento.
Son mis hijos, por lo cual he trabajado toda la vida. 
Son mis hijos, por los cuales he soñado cada día desde antes de que naciesen. 
Son mis hijos, mi ilusión, mi alegría y motivo de esforzarme cada día.
Son mis hijos, y les amo con todo mi corazón.
Soy una madre que se siente olvidada por sus hijos.
Miro por la ventana, buscando sus rostros, por instantes me parece ver las siluetas de mis queridos hijos, las veo borrosas, y se marchan dejándome el corazón palpitando fuerte y lleno de esperanza… 
No, una vez más no eran mis hijos a quien por un instante creí ver llegar. 
Les extraño hijos míos, y vivo pegada a la ventana y la esperanza de verles llegar cada día.

Hijos míos, comprendo que la vida les ofrece muchas cosas atractivas, que la vida tiene muchos deberes y pocas horas… pero ojalá encuentren un rato para mí, ojalá puedan creer que merezco algo más de su tiempo.
Les necesito, les amo,no se alejen de mí tanto tiempo.

El tiempo vuela y pasa para no volver más, y si no cuidan de lo que tienen podría llegar el día en que pensando en mí, y deseando verme, no puedan, porque yo ya no esté.
Cuando llegue ese día, en el que yo ya no esté en esta tierra, no quisiera que llorasen por mí… pues es hoy cuando necesito del amor que puedan darme, no en el día en que ya no pueda verles ni sentirles. 
¿De qué me serviría su amor cuando yo ya no esté para recibirlo? 
Es hoy que aún estoy, es hoy que me desvivo por amor, es hoy que deseo tenerles en mi regazo.
Es cierto que seguramente me quedan muchos años de vida… pero eso no quita que quiera disfrutarlos con el amor y cariño de mis hijos.

Hijos míos, no me dejen sola, les quiero.
Les amo, hijos míos, muchísimo.
Que el éxito siempre les acompañe en la vida, que la bondad permanezca firme en sus corazones, que nunca se dejen llevar por banalidades… que nunca sientan la tristeza de la soledad, y que Dios les de fuerza y paz en cada paso a tomar.
Son mis hijos, mi orgullo y mi amor.
Les echo de menos, quizás piensen que no hay motivo para que me ponga así, pero esto es como me siento. 
Quisiera abrazarles ahora mismo, mañana, y cada día que me queda de vida.
Les amo, hijos míos.
Mamá.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~NOTA:~~~~
¿Porque les he puesto esta reflexión hoy?

Porque acabamos de celebrar el Día de las Madres y todas las redes sociales se llenaron de saludos, flores, etc., etc. Pero, recuerden que visito voluntariamente un asilo aquí en el Alto Manhattan, y muchas madres esperaban con ansiedad que por lo menos UNO de sus hijos o familiares fueran a verlas ese día, pero muchas con lágrimas en los ojos no vieron llegar a nadie. Solo les pido que se acuerden de su madre ahora que está viva, denle un abrazo y díganla que la quieren, no esperen que muera para llevarla flores al cementerio. Padre Tomas Del Valle-Reyes
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Visita nuestra Tienda
¿Necesitas biblias?, ¿Rosarios de Jerusalén? ¿Agua bendita? ¿Aceites, etc.? Visita nuestra tienda cibernética en la comodidad de tu hogar. 212-244-4778

·  La Tienda

Father Tomas Del Valle-Reyes
Descubriendo El Siglo 21
330 West 38 Street
Suite 503
New York, NY 10018
212-244-4778

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Tuesday, May 5, 2015

Mi árbol de problemas

“El carpintero que había contratado para ayudarme 
a reparar una vieja
granja, acababa de finalizar un duro primer día de trabajo. 
Su cortadora
eléctrica se dañó y lo hizo perder una hora de trabajo y
 luego su antiguo
camión se negó a arrancar.
Mientras lo llevaba a casa, se sentó en silencio.
Una vez que llegamos, me invitó a conocer a su familia. 
Mientras nos
dirigíamos a la puerta, se detuvo brevemente frente 
a un pequeño árbol,
tocando las puntas de las ramas con ambas manos. 
Cuando se abrió la puerta, ocurrió una sorprendente transformación. 
Su bronceada cara estaba plena de sonrisas.
 Abrazó a sus dos pequeños hijos y le dio un beso a su esposa. 
Posteriormente me acompañó hasta mi automóvil.
Cuando pasamos cerca del árbol, sentí curiosidad y le pregunté acerca de 
lo que lo había visto hacer un rato antes.
"Oh, ese es mi árbol de problemas", contestó. Sé que yo no
puedo evitar tener problemas en el trabajo, pero una cosa es segura: los
problemas no pertenecen a la casa, ni a mi esposa, ni a mis hijos. 
Así que
simplemente los cuelgo en el árbol cada noche cuando llego a casa. 
Luego en la mañana los recojo otra vez. 
Lo divertido es, añadió sonriendo, que cuando
salgo en la mañana a recogerlos, no hay tantos como los que 
recuerdo haber
colgado la noche anterior"
Moraleja:
Nunca mezclemos nuestros problemas personales con
los problemas de nuestro trabajo, nuestra familia
 o nuestros compañeros de trabajo no tienen porque sufrirlos.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Visita nuestra Tienda
¿Necesitas biblias?, ¿Rosarios de Jerusalén? ¿Agua bendita? ¿Aceites, etc.? Visita nuestra tienda cibernética en la comodidad de tu hogar. 212-244-4778

·  La Tienda

Father Tomas Del Valle-Reyes
Descubriendo El Siglo 21
330 West 38 Street
Suite 503
New York, NY 10018
212-244-4778

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~