Cristo Te ama =4 Minutos

Oración del Diezmo

Recibe Señor, mi ofrenda. No es una limosna, porque no eres mendigo. No es un aporte, porque no lo necesitas. No es el resto que me sobra que te ofrezco.

Este monto representa, Señor, mi reconocimiento, mi amor.
Pues si lo tengo es porque tú me lo diste. Amén

Reflexiones

Reflexiones

Sunday, December 25, 2016

¿QUÉ HUELLAS DEJAREMOS?

Las huellas son el rastro de nuestro 
paso por algún sitio concreto.
Hay huellas que se borran con el 
paso del tiempo o con otros fenómenos
naturales, sin embargo, otras huellas
perduran en el tiempo.
En la vida sucede igual, podemos dejar
huella en la vida de los demás 
en un momento dado y ser, sencillamente, una huella momentánea 
que se borra rápidamente.
Podemos ser huella en el corazón de los demás que no 
se borre nunca porque nuestro paso haya sido bueno y duradero.
Para que nuestras huellas marquen a los demás 
es fundamental que nuestra vida sea clara, transparente, 
sincera, cariñosa... de tal forma que llegue al corazón 
del otro limpia de propósitos intencionados o premeditados.
Las huellas no son las que nosotros marcamos sino 
la que los demás guardan en su alma a nuestro paso.


Padre Tomas Del Valle-Reyes
Descubriendo El Siglo 21
P. O. Box 1170
New York, NY 10018
212-244-4778

Sunday, December 18, 2016

EL TROPIEZO DE LAS RIQUEZAS.

Jesús no condenó los bienes terrenos, 
sino su mal empleo, el apego a ellos y el 
afán de acumularlos. 
Jesús dijo que siempre habría pobres entre nosotros, 
pero no dejó de predicar la práctica de la limosna 
y el deber de la solidaridad.
Proclamó bienaventurados a los que son pobres 
en espíritu y lanzó una severa advertencia contra 
las riquezas, que vuelven insensibles y codiciosos. 
Invitó a "no acumular tesoros en la tierra, donde la polilla y la 
herrumbre los consumen, y los ladrones perforan las paredes y las roban" (Mt 6,19)
Al joven rico que anhelaba alcanzar la vida eterna, 
Cristo le recordó el deber de observar los mandamientos, y como aquél aseguró que ya los cumplía, Jesús lo invitó a dar un paso más radical hacia la perfección, deshaciéndose de sus riquezas a favor de los pobres. 
Entonces el joven "se retiró entristecido, porque poseía muchos bienes". 
Quiere decir que a él esas riquezas, en lugar de ayudarlo a progresar en el bien, le fueron de estorbo: no le permitieron llegar hasta el final de un camino que había emprendido, y generaron en él un sentido de frustración: "se retiró entristecido".
Si los ricos comprendieran que la mejor inversión de sus bienes 
es lo que dedican a obras caritativas y a prestar ayuda a quienes más 
la necesitan, superaría el riesgo de la tacañería y contarían con óptimos 
intercesores, tanto en este mundo como en el cielo.
También los que tienen poco están llamados a dar de corazón, 
en la medida de sus posibilidades.


Padre Tomas Del Valle-Reyes
Descubriendo El Siglo 21
P. O. Box 1170
New York, NY 10018
212-244-4778

El Tenedor

Había una mujer que había sido diagnosticada con
una enfermedad incurable y a la que le habían dado sólo 
tres meses de vida.
Así que empezó a poner sus cosas “en orden”. 
Contactó a su sacerdote y lo citó en su casa para discutir algunos aspectos de su última voluntad. 
Le dijo qué canciones quería que se cantaran en su funeral, 
qué lecturas hacer y con qué traje deseaba ser enterrada.
La mujer también solicitó ser enterrada con su Biblia favorita. 
Todo estaba en orden y el sacerdote se estaba preparando para irse cuando la mujer recordó algún muy importante para ella.

– Hay algo más, dijo ella exaltada.
 – Qué es?, preguntó el sacerdote. 
– Esto es muy importante, continuó la mujer. 
Quiero ser enterrada con un tenedor en mi mano derecha.
El sacerdote quedó impávido mirando a la mujer, sin saber 
exactamente qué decir. – Eso lo sorprende o no? preguntó la mujer
- Bueno, para ser honesto, estoy intrigado con la solicitud, 
dijo el sacerdote.
La mujer explicó:
- En todos los años que he asistido a eventos sociales y
cenas de compromiso, siempre recuerdo que cuando 
se retiraban los platos del platillo principal, alguien inevitablemente se agachaba y decía, 
“Quédate con tu tenedor”.

Era mi parte favorita porque sabía que algo mejor estaba por venir… 
como pastel de chocolate o pastel de manzana.
Algo maravilloso y sustancioso! 
Así que quiero que la gente me vea dentro de mi ataúd con
un tenedor en mi mano y quiero que se pregunten: “Qué onda con el tenedor?” 
Después quiero que usted les diga: “Se quedó con su tenedor porque lo mejor está por venir.”
Los ojos del sacerdote se llenaron de lágrimas de alegría mientras abrazaba a la mujer despidiéndose.
El sabía que esta sería una de las últimas veces que la vería antes de su muerte. 
Pero también sabía que la mujer tenía un mejor concepto de la esperanza cristiana que él mismo.

Ella sabía que algo mejor estaba por venir. 
Durante el funeral, la gente pasaba por el ataúd de la mujer y veían el precioso vestido que llevaba, su Biblia favorita y el tenedor puesto en su mano derecha.
Una y otra vez el sacerdote escuchó la pregunta: “Qué onda con el tenedor?”. Y una y otra vez sonrió.

Durante su mensaje, el sacerdote le platicó a las personas la conversación que había tenido con la mujer poco tiempo antes de morir. También les habló acerca del tenedor y qué era lo que significaba para ella.
El sacerdote les dijo a las personas cómo él no podía dejar de pensar en el tenedor y también que probablemente ellos tampoco podrían dejar de pensar en él. 
Estaba en lo correcto. 
Así que, la próxima vez que tomes en tus manos un tenedor, déjalo recordarte que lo mejor está aún por venir!!


Descubriendo el Siglo 21
Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P. O. BOX 1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778

Sunday, December 11, 2016

Anillo de Compromiso

Un muchacho entró con paso firme a la joyería y pidió que le
mostraran el mejor anillo de compromiso que tuviera.
El joyero le presentó uno. 
La hermosa piedra, solitaria, brillaba como un diminuto sol resplandeciente.
El muchacho contempló el anillo y con una sonrisa lo aprobó.
Preguntó luego el precio y se dispuso a pagarlo
¿Se va usted a casar pronto? - Le preguntó el joyero.
No - respondió el muchacho
- Ni siquiera tengo novia. 
La muda sorpresa del joyero divirtió al comprador.
Es para mi mamá -dijo el muchacho - Cuando yo iba a nacer estuvo sola; alguien le aconsejó que me matara antes de que naciera, así se evitaría problemas; pero ella se negó y me dio el don de la vida.
Y tuvo muchos problemas. Muchos.
Fue padre y madre para mí. 
Fue mi amiga, mi hermana y mi maestra. 
Me hizo ser lo que soy. 
Ahora que puedo le compro este anillo de compromiso.
Ella nunca tuvo uno. 
Yo se lo doy como promesa de que si ella hizo todo por mí, ahora yo haré todo por ella. 
Quizá después entregue otro anillo de compromiso. 
Pero será el segundo.
El joyero no dijo nada.
Solamente ordenó a su cajera que hiciera al muchacho el descuento aquel que se hacía nada más que a los clientes importantes.
REFLEXIÓN
Tenemos casas más grandes, pero familias más pequeñas.
Tenemos más compromisos, pero menos tiempo.
Tenemos más medicinas, pero menos salud.
Hemos multiplicado nuestras fortunas,
pero hemos reducido nuestros valores.
Hablamos mucho, amamos poco y odiamos demasiado.
Hemos llegado a la Luna y regresamos, pero tenemos problemas para cruzar la calle y conocer a nuestro vecino.
Hemos conquistado el espacio exterior pero no el interior.
Tenemos mayores ingresos, pero menos moral.
Estos son tiempos con mas libertad, pero menos alegría.
Come tu comida preferida y visita los sitios que ames.
La vida es una sucesión de momentos para disfrutar,
no es sólo para sobrevivir.
Usa tus copas de cristal; no guardes tu mejor perfume,
úsalo cada vez que te den ganas de hacerlo.
Las frases "Uno de estos días",
 algún día, quítalas de tu vocabulario. Escribamos aquella carta que
pensábamos escribir "uno de estos días".
Digamos hoy a nuestros familiares y amigos,
cuanto los queremos.
Por eso no retardes nada que agregue risa y alegría en tu vida.
Cada día, hora, minuto, es especial

Si estás tan ocupado y no puedes tomarte unos minutos
para invitar a algún amigo a que lea este mensaje y te dices a ti mismo que le avisarás "uno de estos días", piensa que "uno de estos días" puede estar muy lejano, o puede que tú no llegues nunca.

Descubriendo el Siglo 21
Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P.O. BOX 1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778

Sunday, December 4, 2016

Las 3 maravillas de la vida:

La Libertad.....

Imagine un pájaro volando libre por el cielo, sin problemas u obstáculos. Esta es una de las imágenes que viene a la mente cuando se habla sobre la libertad. Pero, cuando vamos a actuar, la imagen no acuerda con la realidad. Si uno quiere experimentar en el fondo de su ser la verdadera libertad, tiene que aprender a desapegarse de las situaciones externas y disfrutar la libertad interna que todos tenemos.
Riqueza...

Por cuánto venderías tus ojos? O tus manos? O tu capacidad de comunicarte con lo seres que amas? Cuánto valen tus conocimientos? Tus habilidades? Tus experiencias positivas? Los recuerdos felices compartidos con quienes amas y te aman? Ves? Eres más rico de lo que tú creías!

La Fe...

Aquellos que tienen fe, tienen la autoridad de realizar todos sus sueños.
La fe, sin embargo, solo tiene valor cuando no es ciega.
¿Cuál es la diferencia? La fe ciega es la fe en algo que no se ha experimentado y no se entiende.
Si lo experimenté y no lo entiendo, debiera hacer el esfuerzo para comprender la experiencia. Y si solo lo entiendo, pero no lo experimento, no me inspira en mi proceso de transformación.
La fe real es aquella cuando yo entiendo lo que siento. Sé exactamente quien es aquel, o aquello, en quien tengo fe y experimento una importante relación con eso.
Es esta fe quien me permite cambiar el mundo entero.


Descubriendo el Siglo 21
Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P.O. BOX 1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778