Cristo Te ama =4 Minutos

Oración del Diezmo

Recibe Señor, mi ofrenda. No es una limosna, porque no eres mendigo. No es un aporte, porque no lo necesitas. No es el resto que me sobra que te ofrezco.

Este monto representa, Señor, mi reconocimiento, mi amor.
Pues si lo tengo es porque tú me lo diste. Amén

Reflexiones

Reflexiones

Monday, July 22, 2013

HABLAR o CALLAR

HABLAR oportunamente, es acierto.
HABLAR frente al enemigo, es civismo.
HABLAR ante una injusticia, es valentía.
HABLAR para rectificar, es un deber.
HABLAR para defender, es compasión.
HABLAR ante un dolor, es consolar.
HABLAR para ayudar a otros, es caridad.
HABLAR con sinceridad, es rectitud.
HABLAR de si mismo, es vanidad.
HABLAR restituyendo fama, es honradez.
HABLAR aclarando chismes, es estupidez.
HABLAR disipando falsos, es de conciencia.
HABLAR de defectos, es lastimar.
HABLAR debiendo callar, es necedad.
HABLAR por hablar, es tontería.
HABLAR de Dios, significa mucho amor.

CALLAR cuando acusan, es heroísmo.
CALLAR cuando insultan, es amor.
CALLAR las propias penas, es sacrificio.
CALLAR de si mismo, es humildad.
CALLAR miserias humanas, es caridad.
CALLAR a tiempo, es prudencia.
CALLAR en el dolor, es penitencia.
CALLAR palabras inútiles, es virtud.
CALLAR cuando hieren, es santidad.
CALLAR para defender, es nobleza.
CALLAR defectos ajenos, es benevolencia.
CALLAR debiendo hablar, es cobardía.

Monday, July 15, 2013

EL HOMBRE SABIO

El sabio se mantiene alejado de la rivalidad,
de la codicia y de la confusión
producida por los deseos.

El sabio es feliz al vivir,
es bondadoso y armoniza con todos,
es sincero al hablar, equilibrado
y recto en el trabajo y en la vida.

Cuando acaba su obra, se retira oportunamente,
su respiración es fresca como la de un niño,
y busca siempre beneficiar a los hombres.

El sabio es difícil de comprender,
es cauteloso como quien atraviesa
un río en invierno,
prudente como quien tiene enemigos, reservado como el huésped de una casa,
sencillo como la madera, tranquilo como un valle
y profundo como las aguas de un lago.

El sabio posee poco
porque se ha olvidado de las cosas,
su presencia es modelo para todos los hombres.
No se muestra, por eso resplandece,
no se vanagloria, por eso sobresale,
no se exalta, por eso merece elogio,
es humilde y se mantiene íntegro.

Permanece independiente,
aunque viva rodeado de gloria y esplendor
nunca pierde la paz.

El sabio no es impetuoso,
y nunca pierde el dominio de sí mismo.

El sabio no ofende a nadie,
y nunca halla motivo para rechazar a nadie.

El sabio es aquel que se conoce a sí mismo,
que quiere conquistarse a sí mismo,
más que conquistar a otros.

El sabio, contemplado,
no parece digno de ser mirado,
oyéndolo, no parece digno de ser escuchado,
sin embargo, contiene en sí todas las virtudes.

El sabio parece que no hace nada y,
sin embargo, nada queda sin realizar.

El sabio hace del corazón de los demás
el suyo propio.
Con el bueno obra de forma buena,
con el malo obra de buena forma.

El sabio se parece a un niño,
nada ni nadie le daña.

El sabio se da cuenta de las cosas
que para los demás pasan inadvertidas,
y estima por igual las grandes y las pequeñas.

El sabio no combate, mas siempre vence,
y no teme a la muerte.

El sabio es, en fin, quien está en armonía
con la naturaleza.

(Tao Te King)

Monday, July 8, 2013

El Canasto de Carbón:

Cada mañana, el Abuelo se sentaba temprano en la mesa de la cocina para leer su vieja y estropeada Biblia.

Su nieto que quería ser tal como él, intentó imitarlo de cualquier manera. Un día el nieto dijo: "Abuelo, yo intento leer la Biblia me gusta pero yo no la entiendo, y lo que logro entender se me olvida en cuanto cierro el libro".

¿Qué hay de bueno en leer la Biblia ?

El Abuelo calladamente dejó de echar carbón en la estufa y dijo:
"Baja el canasto de carbón y ve al río y tráeme un canasto de agua." El muchacho hizo tal y como su abuelo le dijo, aunque toda el agua se salió antes de que él pudiera volver a la casa.

El abuelo se rió y dijo, "Tendrás que moverte un poco más rápido la próxima vez". Y lo envió nuevamente al río con el canasto para intentar de nuevo. Esta vez, el muchacho corrió más rápidamente, pero de nuevo el canasto estaba vacío antes de que llegara de vuelta a casa.

Ya sin respiración, le dijo a su abuelo que era "imposible llevar agua en un canasto," y fue a conseguir un balde a cambio. El anciano dijo: "yo no quiero un balde de agua". "Yo quiero un canasto de agua.Tú puedes hacer esto."

Simplemente no estásintentando lo suficiente. Y salió a la puerta para mirar la prueba del muchacho de nuevo.

A estas alturas, el muchacho sabía que era imposible, pero quería mostrar a su abuelo que aún cuando corriese tan rápido como podía, el agua se saldría antes que llegase a la casa. Sacó el agua y corrió fuerte, pero cuando llegó donde su abuelo el canasto estaba de nuevo vacío.

Ya sin poder respirar, dijo; ¡Mira Abuelo, es inútil!" ¿Por qué piensas que es inútil"? dijo el anciano,¡Mira dentro del canasto!

El muchacho miró el canasto y por primera vez comprendió que el canasto parecía diferente. En lugar de un sucio canasto carbonero,estaba limpio.

"Hijo -dijo el abuelo - esto es lo que pasa cuando tu lees la Biblia. Tal vez no puedes entender o recordar todo, pero cuando la lees, te cambiará el interior".
Ésa es la obra de Dios en nuestras vidas. Para cambiarnos desde adentro y lentamente transformarnos en la imagen de Su Hijo." efecto, la palabra de Dios es viva y eficaz, más penetrante que espada de doble filo, y penetra hasta donde se dividen el Alma y el Espíritu, los huesos y los tuétanos, haciendo un discernimiento de los deseos y los pensamientos más íntimos". Hebreos 4, 12.

Friday, July 5, 2013

Y QUE DIFERENCIA HAY ENTRE

Y QUE DIFERENCIA HAY ENTRE
EL AMOR Y LA AMISTAD...

El amor es un torrente. La amistad es un rocío.

El amor es tronco. La amistad es sombra.
El amor raíz. La amistad es cultivo.
El amor es dueño. La amistad es servidora.
El amor es de montaña. La amistad es de camino.
El amor seduce, la amistad gotea.
El amor se apasiona, la amistad se identifica.
El amor brota, la amistad sostiene.
El amor absorbe, la amistad se prodiga.
El amor es fuego, la amistad es lámpara.
El amor se exalta, la amistad se enternece.
El amor es tapiz, la amistad es saetillita.

El amor es vida, la amistad es soporte.

El amor hace la vida, la amistad hace la luz.

El amor y la amistad son los ejes, los puntales,
pero con el telón de fondo de la fe.
Esa fe que cementa, estructura y abastece.

Porque el amor pasa ensanchando vidas;
la amistad, despertando almas, y la fe, levantando virtudes.

El amor toca los sentidos,
la amistad perfuma los sentimientos y la fe eleva el alma.

El amor es la palanca,
la amistad es la columna
y la fe es el cimiento.

El amor va tras la luna,
la amistad, tras el lucero
y la fe, tras el horizonte.

El amor se mira en el río,
la amistad se refleja en el lago
y la fe se hunde en el mar.

El amor truena,
la amistad arrulla
y la fe canta.

Los amores se consagran,
las amistades se abrazan
y los espíritus se funden.

El amor enfoca con pupila apasionada,
la amistad enfoca con pupila alerta,
y la fe, con pupila divina.

El amor hace la vida,
la amistad hace la luz
y la fe hace la salvación.

El amor es eso
que agranda el pecho de todos los hombres,
la amistad es eso
que endulza la pena de todos los días
y la fe es eso
que fija nuestro destino para siempre.

El amor tiene en su esencia algo del Dios que nos hizo;
la amistad, algo del ángel que nos cuida,
y la fe, algo del Cristo que nos salva.

Entre los tres tienen el poder de encender la vida,
marcar la trayectoria ¡y ganar el cielo!

Tuesday, July 2, 2013

Hoy Sembraré

Hoy sembraré una sonrisa...
para que haya más alegría...

Hoy sembraré una palabra consoladora...
para cosechar serenidad...

Hoy sembraré un gesto de caridad...
para que haya más amor..

Hoy sembraré una oración...
para que todos estemos más cerca de Dios

Hoy sembraré palabras y actos de verdad...
para que no crezca la mentira..

Hoy sembraré serenidad de acciones...
para colaborar con la paz en todos...

Hoy sembraré un gesto pacífico...
para que haya menos nervios y dolores en las mentes
y corazones...

Hoy sembraré en mi mente una buena lectura...
para el gozo de mi espíritu
y el beneficio de los que me rodean...

Hoy sembraré justicia en mis pensamientos,
gestos y palabras... para que reine la verdad...

Hoy sembraré un gesto de delicadeza...
para que haya más bondad...

Si cada uno de nosotros sembramos el día de hoy, al menos una de estas semillas, muy pronto estaremos cosechando bellas flores en nuestras almas y nuestros corazones..

Besitos para todos y que tengan una hermosa semana!!!